miércoles, 8 de junio de 2011

Los mitos de Cthulu. Releyendo a Lovecraft.

Aunque ando leyendo "Los tres mosqueteros", de Alejandro Dumas, hace unos días me dio por releer algunos de los relatos de "Los Mitos de Cthulu", y hay algo que he de reconocer: No dejará de sorprenderme la facilidad de Lovecraft y su gente, para crear ambientes oscuros. Y no sólo en los relatos quizás más conocidos de los mitos, como puedan ser La sombra sobre Innsmouth o El Wendigo, si no en otros como La piedra negra, de R.E. Howard o En La noche de los tiempos, del propio Lovecraft.

Y es que, de Los Mitos han bebido autores como Clive Barker, o Stephen King, así que es evidente que algo bueno tendrán, y de ahí que haya decidido releer, si no todos, la mayoría. Por un lado, porque me hace disfrutar como lector el hecho de encontrar un libro tan bien tratado, y unos relatos tan bien acabados, como son los que nos ocupan. Y por otro, por el hecho de que quiero, y necesito, seguir mejorando y aprendiendo. En mis textos siempre encuentro que adolezco de dos elementos que sí se encuentran en los mitos:

1. Una redacción cuidadísima, y un gusto exquisito por el detalle: Es algo en lo que fallo. Y la prueba está en mi último relato publicado en OcioZero, La linea, donde precisamente el haber pasado de un detalle en concreto al que no di importancia, es lo que hace que el relato falle.

2. La atmósfera: Para poder contar una historia en condiciones, es importante cuidar los elementos externos, y saber crear una atmósfera y un ambiente adecuados, no solo a través de las descripciones, si no a través del lenguaje en sí.

Miguel Ángel decía que en "la nimiedad esta la perfección, pero la perfección no es ninguna nimiedad", y cada vez entiendo más a lo que se refiere. Es importante cuidarlo todo en un texto, y un ambiente y/o unos errores mal pulidos, o unos detalles mal limados, pueden convertir un buen relato en, sencillamente, una mala historia,

2 comentarios:

  1. “Los mitos de Cthulhu”. Siempre se remite a H.P. Lovecraft como el creador de los mitos de Cthulhu, pero no hay que dejar de lado el hecho de que otros contribuyentes como Derleth o Bloch ayudaron a la difusión de esta mitología.

    Por lo demás, tanto los cuentos de la segunda parte (la “época dorada” de los mitos), como los precursores y, por último, los cuentos póstumos, son un buen aperitivo antes de ir a dormir. Por lo demás, pienso que los mitos de Cthulhu mueren junto con el autor, y revivir estos relatos no es algo bien visto. Sería como re-escribir los mitos de los griegos, en mi opinión.

    Pero me gustó tu review. Espero que leas el que hice yo en mi página.

    http://sangre-y-locura.blogspot.com/2011/07/una-panoramica-acerca-de-los-mitos-de.html

    Juano

    ResponderEliminar
  2. Vista, :)

    De hecho, si no me equivoco, Derleth se quedó con los derechos. Está claro que Los Mitos es el trabajo de muchos, aunque Lovecraft es el que más contribuyó.

    En breve me pongo de seguidor del blog, y te linkeo en la derecha del blog, compañero, :)

    ResponderEliminar